top of page

8 Trucos Para Comer Sano y Económico.



Hoy quiero tocar un punto esencial que resuena con muchos después de las fiestas: mantener una alimentación saludable sin que nuestro bolsillo sufra en el intento.


A continuación, te comparto ocho consejos útiles para que puedas nutrirte de forma balanceada sin gastar una fortuna:


1. La Planificación es Clave

Antes de ir al supermercado, organiza tus comidas semanales. Esto te permitirá comprar exactamente lo que necesitas, evitando compras innecesarias y facilitando una alimentación equilibrada. Si aún no lo has hecho, revisa el video sobre planificación de comidas.




2. Haz y Sigue tu Lista de Compras

Con tus comidas ya planificadas, elabora una lista de compras y apégate a ella. Esto evitará que caigas en tentaciones y compras impulsivas que se desvíen de tu objetivo de comer sano y económico.




3. Elige Productos de Temporada

Las frutas y verduras de temporada suelen ser más baratas y están en su mejor momento de sabor y nutrientes. Mantente al tanto de estas opciones y aprovecha las ofertas en tu mercado local.




4. Prefiere Comprar a Granel

Alimentos como granos, legumbres y frutos secos suelen ser más económicos cuando los compras a granel. Además, podrás comprar la cantidad exacta que necesitas, reduciendo el desperdicio.




5. Cocina en Casa

Evitar la comida rápida y los platos preparados te ayudará a ahorrar dinero y controlar mejor los ingredientes de tus comidas. Descubrirás que cocinar en casa puede ser una actividad relajante y gratificante.




6. Reduce el Desperdicio

Aprovecha al máximo los alimentos que compras. Utiliza las sobras para crear nuevas recetas y almacena correctamente tus alimentos para que duren más tiempo.




7. Aprovecha Ofertas y Descuentos

Estate atento a las ofertas especiales y descuentos en tu supermercado habitual. Muchas tiendas tienen promociones regulares en productos frescos y otros artículos esenciales.




8. Compra Solo lo Necesario

Evita la tentación de comprar en exceso. Esto no solo te ayudará a ahorrar dinero, sino también a evitar el desperdicio de alimentos.

Además, intenta no ir de compras con hambre para no acabar seleccionando productos innecesarios.




Siguiendo estos sencillos pasos, podrás disfrutar de una dieta saludable sin que tu economía se vea afectada. No es necesario comprometer tu bienestar por ahorrar dinero.


Ahora me gustaría conocer tu opinión: ¿qué truco te parece más útil? ¿Tienes alguno propio para compartir? Comenta abajo y quiero saber qué opinas.


No olvides compartir esta información con aquellos que puedan beneficiarse y suscríbete para más consejos útiles. Síguenos también en redes sociales para estar al día con Fresamaranto.

0 comentarios

Comments


Newsletter!

al

¡Suscríbete

¡Bienvenido a la comunidad de Fresamaranto!

¡Esto

te

Interesa!

FRESAMARANTO
bottom of page