top of page

Fresas con chocolate negro: un gesto dulce y saludable para San Valentín.



En San Valentín, todos buscamos la manera perfecta de demostrar amor y aprecio hacia quienes son especiales en nuestra vida. ¿Y qué mejor manera de hacerlo que con un gesto dulce y pensado?


Por eso, hoy quiero compartir contigo la receta de unas deliciosas fresas bañadas en chocolate negro. Esta combinación no solo es un clásico sinónimo de romance, sino que también representa una alternativa saludable para celebrar.


Así que acompáñame mientras te guío en la preparación de este postre elegante y delicioso, ideal para compartir con tus seres queridos en este día tan especial.


Ingredientes:

  • Fresas frescas: Necesitarás aproximadamente 20 fresas grandes y jugosas. Asegúrate de que estén maduras pero firmes, para obtener la mejor experiencia al degustarlas.

  • Chocolate negro: Utiliza unos 200 gramos de un chocolate de calidad que contenga 70% de cacao o más. Optar por un chocolate con un alto contenido de cacao no solo proporciona un sabor más intenso, sino que también aprovecha los beneficios antioxidantes del chocolate.


Instrucciones:

  1. Prepara las fresas: Comienza por lavar y secar completamente las fresas. Es crucial que estén secas para asegurar que el chocolate se adhiera correctamente. Deja las fresas a un lado mientras preparas el chocolate.

  2. Derrite el chocolate: Rompe el chocolate negro en trozos pequeños y colócalo en un recipiente apto para microondas. Calienta el chocolate en intervalos de 15-20 segundos, removiendo bien después de cada ronda, hasta que esté completamente fundido y suave. Este método ayuda a evitar que el chocolate se queme y asegura una cobertura suave para las fresas.

  3. Baña las fresas: Sujeta las fresas por el tallo y sumérgelas en el chocolate derretido, cubriendo la mayor parte de la fruta. Gira las fresas ligeramente para permitir que el exceso de chocolate gotee de vuelta al tazón.

  4. Enfría las fresas: Coloca las fresas bañadas en chocolate sobre una bandeja cubierta con papel pergamino. El papel ayuda a que las fresas no se peguen y facilita su manejo una vez que el chocolate se haya endurecido.

  5. Personaliza tus fresas: Si lo deseas, añade un toque extra a tus fresas con chocolate espolvoreando nueces picadas, coco rallado o incluso chispas de colores antes de que el chocolate se solidifique. Este paso es opcional, pero puede agregar una dimensión adicional de sabor y textura.

  6. Deja que el chocolate se solidifique: Permite que el chocolate se endurezca completamente a temperatura ambiente o acelera el proceso colocando las fresas en el refrigerador durante unos 30 minutos.

  7. Sirve y disfruta: Una vez que el chocolate se ha solidificado, tus fresas con chocolate están listas para ser disfrutadas. Sirve este postre elegante como un final perfecto para una cena romántica o como un dulce regalo para tus amigos y familiares.


Las fresas con chocolate negro no solo son un regalo delicioso, sino también una opción más saludable que otros postres tradicionales de San Valentín.


Este año, celebra el amor y la amistad con este gesto dulce y considerado que seguramente deleitará a todos. ¡Feliz San Valentín!

0 comentarios

Comments


Newsletter!

al

¡Suscríbete

¡Bienvenido a la comunidad de Fresamaranto!

¡Esto

te

Interesa!

FRESAMARANTO
bottom of page