top of page

Caldo de Papa con Queso: Un Regalo para tus Sentidos.



Hoy tengo para ti una receta que te robará el corazón y estoy seguro de que conquistará tus gustos también: un reconfortante caldo de papa con queso, perfecto para esos días en que tu alma pide algo cálido y reconfortante.


Este caldo no es solo una delicia para tus sentidos, sino también un

cariñito para tu cuerpo. Las papas son una maravillosa fuente de potasio, esencial para mantener un corazón saludable y músculos fuertes.


Los chiles poblanos añaden ese toque picante y lleno de sabor, además de ser ricos en vitamina C, perfectos para fortalecer tu sistema inmunitario. Y el queso panela, te aporta esa textura suave y una excelente fuente de proteínas.


Sin más preámbulos, aquí está cómo puedes prepararlo en tu propia cocina:


Ingredientes:

  • 2 papas grandes, peladas y cortadas en cubos

  • 3 chiles poblanos, asados, pelados y cortados en tiritas

  • 1 cebolla blanca, finamente rebanada

  • 4 jitomates maduros, molidos

  • 350 g de queso panela, cortado en cubos

  • 1.5 litros de agua

  • Sal y pimienta al gusto


Preparación:

  1. Comienza con las papas: En una olla grande, pon a hervir el agua. Cuando hierva, añade los cubos de papa y cocínalos hasta que estén tiernos pero firmes.

  2. Añade color y sabor: Incorpora las tiritas de chile poblano y la cebolla blanca mientras las papas cocinan. Notarás cómo los aromas comienzan a llenar tu cocina.

  3. Es hora del jitomate: Una vez que las papas estén casi listas, agrega los jitomates molidos al caldo y observa cómo se transforma con un color vibrante y un sabor profundo.

  4. El toque especial: Añade los cubos de queso panela cerca del final, para que se calienten y suavicen sin deshacerse, manteniendo esa textura que te encanta.

  5. Sazona a tu gusto: Es tu momento de ajustar la sal y la pimienta. La sazón es personal y es lo que hará que tu caldo se convierta en una obra maestra del paladar.

  6. Sirve y disfruta: Una vez todo esté listo y el queso en su punto, es hora de disfrutar. Sirve este caldo reconfortante y prepárate para saborear cada cucharada.


Este caldo de papa con queso es más que una simple receta; es un regalo para tus sentidos, un momento para ti en tu ajetreado día. Además, mientras las papas se cocinan, puedes hacer ese tiempo más ameno escuchando tu podcast favorito o ese capítulo pendiente en YouTube.


Cocinar también se trata de disfrutar el proceso, ¿no crees?


Así que ya sabes, sea que estés experimentando el calor del verano

mexicano o disfrutando de una tarde más fresca, este caldo es una opción saludable y deliciosa. Espero que te animes a probarlo y me cuentes cómo te fue.


Recuerda, la cocina es sobre experimentar y poner amor en cada

plato.


¡Hasta la próxima, y que tu cocina se llene de sabor y alegría!

コメント


Newsletter!

al

¡Suscríbete

¡Bienvenido a la comunidad de Fresamaranto!

¡Esto

te

Interesa!