De cuarentena y otras cosas

Actualizado: jun 10

Seguimos encerrados, en cuarentena y hoy vengo a compartir mi experiencia con ustedes de todo lo que está pasando a nuestro alrededor. Han sido días en los que nuestros horarios y rutina ha cambiado, en especial la mía ha estado cambiando constantemente. Y esto me deja pensando que todos hemos tenido que desarrollar y aprender a adaptarnos. La adaptación es fundamental en estos momentos, dejar fluir y esperar lo mejor.



En mi caso, a pesar de los cambios de rutina que he experimentado, intento seguir mi día como normalmente lo haría, lo más que pueda, pero sin esperar perfección, simplemente estoy enfocando mis energías en dar lo mejor de mí en este mes, y vivir un día a la vez. No sabemos cómo vendrán los siguientes meses, pero una vez que lleguemos a ellos, veremos cómo los enfrentamos. Creo que es mejor aceptar que las cosas no pueden ser totalmente perfectas y trabajar con lo que tenemos, y lo que podemos.



He visto en las redes sociales varias publicaciones donde se habla que deberíamos de aprender algo nuevo, salir más poderosos, etc. una vez terminada la cuarentena, pero a mi punto de vista, esto solo trae más estrés mental, creo que cada quien sabe de qué manera vivir su tiempo en casa y no todos tienen la mente (ósea el ánimo) para desarrollar nuevas habilidades o aprender cosas nuevas, lo que quiero decir es que somos diferentes y si bien a algunos les sirve tener estas metas de perfección, tal vez a otras personas eso los haga sentirse más agobiados, entonces deberíamos de buscar lo que nos haga sentir en paz a nosotros mismos y sobre todo ¡no juzgar a los demás por no haberlo hecho!


Y hablando de perfección, esta también se aplica a la alimentación, en estos momentos mucha gente está preocupada por ganar peso, por mantener un estilo de vida saludable, etc. Y estoy totalmente de acuerdo en que esa preocupación exista, pero yo los invito a que también reflexionen y apliquen la regla de un día a la vez, estamos en modo de supervivencia y lo mejor es intentar seguir lo más apegado a nuestros planes de alimentación (si es que llevas alguno en específico), si tienes alguna enfermedad crónica seguir con tu tratamiento y sobre todo intentar de hacer este momento agradable a través de los alimentos ¿Y a qué me refiero con esto? Intentar nuevas recetas (tiempo para cocinar ese siempre está reservado, porque sin comer con eso si no podemos vivir).



Yo les cuento que cuando cocino lo hago de una manera bastante sencilla, mientras más fáciles las recetas, ¡mejor! Nunca he sido el tipo de persona que se le reconoce por sus habilidades culinarias, pero siempre me ha gustado que, aunque sean fáciles las recetas, sean saludables o que no estén cargadas de ingredientes de poco valor nutricional. Hace algunos días prepare unas galletas de avena que fueron muy exitosas, ¡quedaron buenísimas! son bastante fáciles de hacer y satisfacen ese gusto por algo dulce que pueda surgir a cualquier hora del día. Si te gustaría aprender cómo hacerlas solo busca galletas de avena en mi blog y ahí puedes ver la receta para que las pruebes.

La próxima receta que quiero preparar es un mug cake (que es un pastel dentro de una taza), no te pierdas mis redes sociales para que veas cómo quedó.


Finalmente, espero que tus días sean ligeros y no te olvides de vivir un día a la vez.


Newsletter!

al

¡Suscríbete

¡Esto

te

Interesa!

¡Sígueme!

  • Instagram
  • Podcast Salud y Bienestar
  • Facebook
  • Pinterest

Fresamaranto