La autoestima: un escudo protector para tu salud mental

Articulo escrito en colaboración con Silvirina VeRod

Fundadora de Anímate a lo Silvirina



¿Qué es la autoestima?


“La autoestima es el conjunto de creencias, percepciones, evaluaciones y pensamientos que tenemos acerca de nosotros mismos, la valoración que realizamos basándonos en nuestras experiencias”. Paula Martin Fernández


¿Por qué tener una autoestima sana?


Es súper importante trabajar en nosotros mismos para desarrollar una autoestima sana. Ya que está, es la clave para sentirnos capaces de afrontar y resolver los problemas en nuestra vida diaria.


Dependiendo de cuán estable esté nuestra autoestima, podrá ser una base sólida o débil en las distintas áreas de nuestra vida a lo largo del tiempo. Y de ahí afectar para bien o para mal nuestro desarrollo social, escolar y personal.


Se ha demostrado que una autoestima saludable nos propicia:


  • el establecimiento de relaciones adecuadas con el entorno

  • el desarrollo del aprendizaje

  • el rendimiento escolar

  • una mayor relajación y autocontrol

  • un mayor liderazgo

  • la construcción de la felicidad

  • una mejor salud mental

¡Escucha Fresamaranto Podcast Gratis!


Ahora, haciendo énfasis en el punto de la salud, se ha demostrado que existe relación en cuanto a que según sea el grado de autoestima que posean las personas, puede repercutir en hacerse más propenso o no a desarrollar ciertas condiciones de salud, sobre todo en el aspecto mental (oséase que mientras más alta sea tu autoestima, tu salud mental se verá beneficiada o viceversa).


Aquí te comparto unos ejemplos sobre lo anterior. Se ha observado que cuanto mayor sea la autoestima, más probable es que el individuo realice un mejor afrontamiento para adaptarse a diferentes circunstancias y presente menos ansiedad.



Por otra parte, se ha concluido en estudios que una buena autoestima ayuda a proteger contra el inicio del consumo de alcohol, el tabaco y otras sustancias; especialmente durante la etapa de la adolescencia. Es de conocimiento general que, al comenzar su uso, hay una probabilidad de que las personas se vuelvan adictas a éstas.


Además, se ha observado que la baja autoestima puede desencadenar en el desarrollo de la depresión. A eso le podemos sumar los desórdenes alimentarios – como la bulimia y la anorexia – puesto que hay pacientes que con este tipo de trastornos disminuyen de manera significativa su autoestima, pero que igual puede ser una causa para el desarrollo de tales desórdenes.


Y así es como se puede notar un círculo vicioso entre lo que es la baja autoestima y las diferentes condiciones de salud mencionadas. Esto debido a que la baja autoestima hace que las personas sean susceptibles a desarrollar condiciones de salud– en este caso mentales – y una vez que se tengan estos trastornos se reduce aún más la autoestima.



Evidentemente, la autoestima no siempre es el factor principal o el único que provoque enfermedades psiquiátricas. Sin embargo, lo antes descrito nos brinda la oportunidad de tener una mejor noción y estar más conscientes de lo fundamental que es contar con una autoestima sana. Esto no es un tema de moda ni para tomarlo de forma superficial. Todo lo contrario, es un área de la vida que debemos atender con responsabilidad y alimentarla cada día más. Todo está en que pongas de tu parte por ti, y en caso de tener hijos, estudiantes u otras personas a tu cargo, fomentarla en ellos también.


¡Escucha Fresamaranto Podcast Gratis!



¡Tu salud y la de los que amas bien vale la pena!




Fuentes:


1. Diaz Guzmán, M. y Diaz Guzmán, M. 2008. OBESIDAD Y AUTOESTIMA. Enfermería Global. 7, 2 (jun. 2008). Encontrado en: https://doi.org/10.6018/eglobal.7.2.16131.

2. Richardson, C. G., Kwon, J. Y., & Ratner, P. A. (2012). Self-esteem and the initiation of substance use among adolescents. Canadian journal of public health = Revue canadienne de sante publique, 104(1), e60–e63. Encontrado en: https://doi.org/10.1007/BF03405656

3. Rodrich Zegarra, A. (2020). Autoestima y ansiedad estado-rasgo en adultos universitarios de Lima. Interacciones, 6(2), e107. Encontrado en: https://doi.org/10.24016/2020.v6n2.107

4. Silverstone, P. H., & Salsali, M. (2003). Low self-esteem and psychiatric patients: Part I - The relationship between low self-esteem and psychiatric diagnosis. Annals of general hospital psychiatry, 2(1), 2. Encontrado en:

https://doi.org/10.1186/1475-2832-2-2


Newsletter!

al

¡Suscríbete

¡Bienvenida a la comunidad de Fresamaranto!

¡Esto

te

Interesa!